Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Entrevista » Flavia Hohenlohe: «Sigue existiendo un indudable apetito por comprar arte»

Las horas del día de Flavia Hohenlohe, presidenta de Sotheby’s España, no son suficientes para todas las tareas que reclaman su atención; además de seguir trabajando desde casa gracias a las nuevas tecnologías, ocupa sus ratos libres con un sinfín de actividades creativas y lúdicas, desde el dibujo a la jardinería. Aunque el alcance de la crisis en el sector artístico esté aún por determinar, a la luz de los prometedores resultados cosechados en las subastas más recientes, Hohenlohe se muestra razonablemente optimista sobre el futuro del mercado del arte pues considera que “el amor al arte se mantendrá sólido como ha venido ocurriendo desde hace generaciones.”

¿Cómo está viviendo esta crisis? A pesar de la gravedad de la situación nos encontramos con salud y buen ánimo en casa, haciendo todo lo posible para que esta convivencia intensa resulte llevadera y constructiva y siguiendo una rutina y una dieta sana y equilibrada.

¿En qué ocupa su tiempo durante estos días de confinamiento? Sigo trabajando desde casa y en los ratos libres hago ejercicio, limpio, ordeno, bailo, cocino, hago bricolaje, jardinería… ¡Hasta he retomado el dibujo! Algo que no hacía desde mis tiempos en el colegio. También hago sudokus y veo algunos programas de televisión. ¡La verdad es que casi no me dan abasto las horas del día!

¿Qué lecturas, películas o música le ayudan a sobrellevar la situación? En la televisión lo que más me relaja son los documentales de naturaleza, me ayudan a evadirme. Dependiendo del momento, me gusta escuchar música clásica o rock, pop y flamenco para bailar.

¿Qué impacto tendrá esta crisis en nuestro mercado del arte? Todavía es pronto para saber lo que ocurrirá, pero lo que sí estamos viendo es un apetito continuado e indudable por la compra de arte y están apareciendo compradores nuevos en el mercado. De hecho, los resultados de subastas recientes que han tenido lugar en Sotheby’s globalmente han sido muy prometedores. El número de pujas se ha visto incrementado comparado con las subastas equivalentes del año pasado y el porcentaje de obras vendidas sigue siendo fuerte. Somos optimistas sobre que el amor al arte se mantendrá sólido como ha venido ocurriendo desde hace generaciones.

¿Qué artista u obra de arte le inspira de forma particular en estos momentos? Me vienen a la mente muchas obras en particular y artistas en general: los interiores de Vilhelm Hammershøi y de Vermeer con y sin gente; escenas familiares como las que vemos en Family Picture de Max Beckman, o los retratos e interiores domésticos de la artista nigeriana Njidika Akunyili Crosby. También cuadros y dibujos de Joaquín Sorolla que muestran la intimidad de su hogar reflejando su vida cotidiana; el Beso de Magritte con telas separando a la pareja o cualquier personaje de Botero, ¡que es como van a acabar muchos después del confinamiento! [bromea].

¿Cuál sería el primer museo (o espacio artístico) que le gustaría volver a visitar en cuanto sea posible? Me encantaría algún día volver al Hermitage en San Petersburgo porque no tuve tiempo de verlo entero los pocos días que estuve, pero creo que cuando todo esto acabe, debemos hacer patria y visitar nuestros maravillosos museos, cualquiera de ellos.

Flavia Hohenlohe