Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Reportaje » La voz dormida

¿Es el rumano una lengua latina o eslava? Noah Charney relata la historia de unas misteriosas tablillas halladas en el siglo XIX que han traído de cabeza a los lingüistas. Las sorprendentemente poco conocidas y apenas estudiadas placas de plomo de Sinaia, que originariamente fueron un conjunto de unas doscientas placas fundidas en plomo, supuestamente a partir de originales de oro macizo, llevan inscripciones en lo que parece ser una lengua desaparecida -el antiguo dacio- que recuerda el griego antiguo. Pero hoy en día, solo se conservan 35 de las 200 planchas originales, y no hay rastro de los originales de oro. Y sobrevuela la cuestión de si todo el lote fue fabricado por un genio de la lingüística. Bogdan Petriceicu-Hasdeu (1836-1907), nacido Tadeu Hasdeu, fue un erudito, filólogo y respetado lingüista, conocedor de 26 idiomas.

Noah Charney