Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Mercado » Pierre Bergé subasta el Predio Morell en Mallorca

Desde la dispersión de las casas Castillo de Bendinat y Can Puig en 1999 no ha vuelto a salir a pujas ninguna otra colección en las Islas Baleares, de ahí que la venta por Pierre Bergé & associés del Predio Morell los días 3 y 4 de julio, revista carácter de acontecimiento. Esta casa señorial, propiedad de Juan Tuyols Rovira, ubicada en el municipio mallorquín de Artà, es un reflejo del exquisito gusto de su propietario nacido en el seno de una de las grandes familias aristocráticas de las Baleares. Heredero de Ramón Despuig y Martínez de Marcilla (1670-1741) Gran Maestre de la Orden de Malta y del Cardenal Antoni Despuig y Dameto (1745-1813) conocidos en Europa por sus valiosas colecciones de libros y objetos de arte, la familia Truyols formó, a lo largo del siglo XX y en los últimos años de esta centuria, una original y selecta colección. A las piezas de arte adquiridas por el Gran Maestre y el Cardenal se suman muebles y objetos datados entre los siglos XVII y XX.
Entre los lotes estelares se incluye una pareja de bustos de emperadores romanos datados en el siglo XIX y esculpidos en mármol < > de España veteado rojo y amarillo y con cabeza en mármol blanco de Italia. Son una de las piéce-de rèsistance de la colección del Predio Morell, y están valorados entre 25.000 y 35.000 euros.
En el apartado pictórico despunta el óleo Cristo con la mujer adúltera, atribuido a Jean o Pierre Lemaire por el que se piden de 18.000 a 22.000 euros. Jean Lemaire, también llamado Jean Poussin o Lemaire-Poussin fue un pintor clasicista francés. Su hermano menor, Pierre, también fue pintor por lo que a veces son conocidos como Gros Lemaire (Jean, el mayor) y Petit Lemaire (Pierre, el pequeño). Jean se formó en Roma, donde residió entre 1624 y 1630. Durante ese tiempo fue ayudante de Nicolas Poussin, cuyo estilo imitaría. Se especializó en decoración de interiores y en pintura de paisajes generalmente de tono clásico, con monumentos y ruinas antiguas, y personajes de inspiración mitológica. En la década de 1630 recibió junto a otros pintores paisajistas, el encargo de crear varias obras para decorar la Galería de Paisajes del Palacio del Buen Retiro. Para este palacio realizó dos lienzos que actualmente están en el Museo del Prado. Hacia 1638 regresó a su país y fue nombrado ‘guardián del gabinete de pintura’ de Luis XIII. También recibió comisiones del cardenal Richelieu y volvió a colaborar con su maestro, Poussin, en la Gran Galería del Louvre. Otra pieza destacada, preciada entre 6.000 y 8.000 euros, es un suntuoso reloj con las figuras de Venus y Amor, obra de Pierre-Philippe Thomire, uno de los más importantes bronziers del siglo XIX.

Pierre Bergé