Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Noticias » Van Gogh, fascinado por Japón

Van Gogh cayó bajo el hechizo del grabado japonés durante su estancia en París, y subyugado ante estas coloridas y exóticas estampas ávidamente compró más de 600 a un anticuario. Empezó a copiarlas para comprenderlas mejor y, a lo largo de este proceso, desarrolló una ‘mirada japonesa’ que dejaría su impronta en su propia obra. Pero si durante mucho tiempo se pensó que el pintor holandés compraba estos grabados por placer, la realidad es que los adquiría para posteriormente comercializarlos; ésta es una de las reveladoras conclusiones que se descubren en el documental Van Gogh y Japón, que forma parte del proyecto Exhibition on Screen que lleva a la gran pantalla aclamadas exposiciones de arte internacionales. En esta ocasión se invita a los espectadores a disfrutar en la sala de cine los días 18 y 19 de noviembre [consultar cartelera] de la muestra que el Museo Van Gogh de Ámsterdam dedicó en 2018 a la fecunda relación que unió al postimpresionista holandés con el país del Sol Naciente. A través de las cartas personales del artista y relatos escritos por amigos y coetáneos, esta conmovedora película revela la poco conocida pero profunda conexión que existió entre Van Gogh y el arte nipón, a pesar de no haber viajado nunca a ese país, y el papel esencial que éste tuvo en la concepción de sus obras más emblemáticas. [Pere Tanguy, 1887-88, Vincent Van Gogh/Musee Rodin, Paris, France/Peter Willi/Bridgeman Images]. [temporadadearte.com]

Van Gogh