Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Mercado » Cuando Matisse dibujaba en la cama

En 1941, Henri Matisse (1869-1954) convalecía de una larga enfermedad en el Hotel Regina de Niza. Postrado en su cama, el artista de 72 años no podía sentarse frente a un caballete. Sin embargo, dio con la solución al apoyar un tablero de dibujo sobre una mesa giratoria anclada a su cama. Aquel arreglo le permitió seguir trabajando y el dibujo se convirtió en su principal medio de expresión. De aquella época es el que licita Bonhams el 7 de abril, Femme couchée de la serie Thèmes et variations, tasado entre 215.000 y 300.000 euros, que es uno de los once retratos femeninos (con los rostros de su secretaria Lydia Delectorskaya y su enfermera, Monique Bourgeois) que produjo durante ese periodo de reposo obligado.