Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Entrevista » Eduardo Arroyo y el teatro del mundo

Aunque reconoce que su patria es la pintura, Eduardo Arroyo es también un hijo de la República de las Letras. Nació en Madrid en 1937 en plena Guerra Civil y se educó en el Madrid de la posguerra. Dibujaba desde niño pero estudió periodismo, y en 1958, en plena dictadura franquista, se exilió a París. Su interés por el poder de comunicación de la imagen pronto le llevó a la pintura, que compartió con su formación de periodista y escritor, adquiriendo así un conjunto de herramientas que le permitirían ampliar su potencial de expresión. Autor de numerosos libros, acaba de presentar Bambalinas, publicado por Galaxia Gutenberg, un libro de recuerdos, pensamientos, opiniones, polémicas y el relato de unas vivencias de artista que serían imposibles en una actualidad que no le interesa “en absoluto”.

Eduardo Arroyo