• tendencias del arte

    Épica y espiritualidad en Setdart

    El Lejano Oriente con su halo de exotismo y misterio es el protagonista de la subasta que celebra el 10 de octubre la firma Setdart. Uno de los lotes principales es un Buda chino de la dinastía Qing (S. XVII-XVIII), elaborado en cobre dorado, que parte de 5.000 a 7.000 euros. La posición de las manos y la postura de esta figura indica que se trata de Amitayus, el Buda de la Vida Infinita. La deidad está sentada en la posición del loto, con las manos unidas en torno al regazo y con las palmas hacia arriba, adoptando un mudra, o gesto. La representación muestra varios lakshana, símbolos iconográficos que identifican a los budas y bodhisatvas. El primero es el peinado en moño, signo de meditación y sabiduría. Sobre el tocado, una llama encarna la luz de la iluminación. Los párpados entornados evocan la concentración espiritual y también la pureza, por su semejanza con los pétalos del loto, y completan un rostro sereno de sonrisa esbozada, símbolo del equilibrio y la serenidad propios de un ser perfecto.

    Los coleccionistas de militaria deben prestar atención dos impactantes armaduras de samurái procedentes del país del Sol naciente y datadas en el periodo Edo (S.XVIII). La primera de ellas está tasada entre 10.000 y 12.000 euros, mientras que la estimación de la segunda se ha fijado entre 7.000 y 9.000 euros. La armadura japonesa, independientemente de su evolución a lo largo del tiempo, siempre trató de combinar la protección con la movilidad, de forma que el guerrero tuviese una aceptable libertad de movimiento. Por ello los “gushoku-shi”, los maestros artesanos de este arte buscaron siempre materiales que permitiesen este equilibrio, como el metal y el cuero.  El interés de los samuráis por las armaduras distinguidas surgió en el periodo Edo, época considerada pacífica, también conocida como Era de la paz ininterrumpida (1603-1868). En este periodo, la ausencia de conflictos bélicos llevo a una menor actividad por parte de los samuráis que, sin embargo, sí que debían asistir a rendir cuentas regularmente a la corte del Shogun o comandante del ejército. La pasarela o desfile que debían recorrer hasta llegar al comandante hizo que surgiera un anhelo por exponer las armaduras de los samuráis como auténticas obras de arte. Así, la armadura se convirtió en un escaparate para las artes de muchos artesanos (bordadores, herreros, tejedores, etc).

    Traje de armadura de samurái del Periodo Edo. Japón, siglo XVIII

    Un día después, el 11 de octubre, será el turno del arte contemporáneo, y en esta categoría despunta un óleo de Otto Zitko (1959) estimado entre 70.000 y 80.000 euros. En la obra de este reputado artista austriaco, el espacio determina la forma y el contenido. La escala monumental de sus trabajos (este óleo mide 212 x 210 cm) dota a sus creaciones de posibilidades fenomenológicas, colocándolas en la escala de la arquitectura. Sus garabatos combinan la intensidad y la energía de Jackson Pollock y el Accionismo vienés con las marañas gestuales de Cy Twombly. Su proceso pictórico, lento y complejo, simula un ejercicio caligráfico casi primitivo, en el que una masa densa de líneas, giros y curvas recubre la superficie con gestos autómatas, aparentemente descontrolados, pero con gran carga reflexiva.

    Otto Zitko, Sin título

    En esta misma sesión se ofrece un Damien Hirst (1965) preciado entre 25.000 a 27.000 euros. Se trata deEthidium Bromide Aqueous Solution, una aguatinta (edición limitada a 65 ejemplares) firmada a lápiz en el margen inferior. El universo farmacéutico cobra una gran importancia en el imaginario de Hirst. En distintas series icónicas que el artista ha ido desarrollando a lo largo de décadas (cobijadas bajo los epígrafes Spot Paintings y Spin Paintings), los puntos coloreados simbolizan valores terapéuticos y espirituales con lo que el artista pone en relación el arte y la ciencia. Esta pieza se inscribe en este proyecto de Manchas de Color iniciado a finales de los ochenta. Los puntos de color se alienan según cálculos matemáticos de distancias entre ellos, de combinación cromática, grosor, etc. Redondos como píldoras sanadoras o caramelos, se acompañan de títulos científicos. El bromuro de etidio es el nombre de un colorante sintético de color púrpura usado en medicina.

    Damien Hirst, Ethidium Bromide Aqueous Solution


  • Portada

     

  • Pixar

  • Nantes

  • Museo Thyssen

  • Azkuna

  • Maria Blanchard

  • Barcelo La Pedrera

  • Museo Picasso Malaga