Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Exposición » List, sensualidad bajo el sol

La Galería Magnum de Londres presenta Metamorfosis, una muestra que toma el nombre del poema épico de Ovidio para celebrar la mirada sensual con la que el fotógrafo alemán Herbert List (1903-1975) abordó el tema de la transformación a través de la mitología clásica, el cuerpo masculino y la escultura griega.
«Estamos encantados de reabrir nuestra galería de Londres con una exposición dedicada a un artista genuino y pionero. Estas obras no sólo revelan el interés de List por ampliar los límites de la experimentación visual, sino que también reflejan su anhelo de libertad en un momento en que el mundo atravesaba una convulsa situación política. Aquí, el fotógrafo nos ofrece una visión epicúrea de la esperanza que va completamente a contracorriente de la historia. Este es el poder de Herbert List», manifiesta Nicolas Smirnoff, director de la galería.
Nacido en el seno de una próspera familia de comerciantes de Hamburgo, Herbert List estudió Literatura e Historia del Arte en la universidad de Heidelberg empezó a hacer fotografías, sin ninguna pretensión artística. En 1930 conoció al estudiante de la Bauhaus y joven fotógrafo, Andreas Feininger, que le dio a conocer la cámara Rolleiflex. A partir de ahí List desarrollaría su estilo personal bajo la ecléctica influencia de la Nueva Objetividad, la Bauhaus y el movimiento surrealista.

Retrato de Herbert List © Herbert List / Magnum Photos

Retrato de Herbert List © Herbert List / Magnum Photos

Grecia e Italia fueron sus grandes fuentes de inspiración. Allí, no sólo visitó templos antiguos y admiró esculturas y paisajes, sino que también creó un diario fotográfico de la vida mediterránea de sus amigos, incluyendo sus ya célebres imágenes eróticas de hombres jóvenes.
Realizadas entre 1933 y 1958, estas fotografías en blanco y negro evocan el mito de Pigmalión, un escultor chipriota que esculpió una estatua de marfil cuya belleza y realismo le hizo enamorarse de ella. Tras implorar a Afrodita que le concediera una novia semejante a su obra de arte recién creada, Pigmalión regresó a su taller y descubrió que su escultura había cobrado vida milagrosamente. El paralelismo entre el escultor y su modelo es evidente en una imagen de 1949, en la que List hizo posar al pintor y modelo suizo Rolf Duerig ante un imponente busto romano.

 Grecia, Cícladas, Isla de Delos, Torso de Ophelius Ferus II © Herbert List / Magnum Photos


Grecia, Cícladas, Isla de Delos, Torso de Ophelius Ferus II © Herbert List / Magnum Photos

Nacido en Hamburgo en 1903, Herbert List abandonó Alemania en 1936 huyendo del ascenso del nazismo. Vivió entre París y Atenas desde 1937, y se instaló en la capital griega tras el estallido de la Segunda Guerra Mundial. Viajó mucho por el Peloponeso y las islas, con el propósito de retratar la Grecia moderna en la que aún pervive la antigüedad clásica. Usando la luz, los encuadres radicales y las innovadoras perspectivas List se recreó en la arquitectura, las obras de arte y los hombres griegos. «Al igual que el dibujo, la fotografía es el arte de omitir. Menos casi siempre es más», dijo en 1943. Su obra celebraba cándidamente su homosexualidad; sus fotografías eran una prueba del amor y la amistad entre personas del mismo sexo en una época en la que estaba prohibido por ley. No obstante, no se atrevió a difundir la mayoría de sus instantáneas masculinas, por temor a que los amigos que aparecían en ellas pudieran sufrir represalias.
Para Peer-Olaf Richter, del Herbert List Estate: «El mito de Pigmalión se ha relacionado con frecuencia con las imágenes de muchachos jóvenes de List, así como con su trabajo sobre las antigüedades y la escultura. A List le fascinaba la capacidad de la fotografía para convertir objetos tridimensionales en imágenes sobre papel. Pero a diferencia de la fotografía de moda o las fotos propagandísticas de los años 30, su cámara no troca cuerpos vivos en estatuas. Siempre hay una gota de agua, unas perlas de sudor, una ligera imperfección que nos recuerda, a los espectadores, que debemos conectar con la imagen y no simplemente adorarla. Estamos contemplando a una persona, no una tipología o un modelo. Este deseo de transformar el arte en algo vivo puede entenderse como una declaración política si tenemos en cuenta el contexto de la fotografía en aquel momento».
La mirada poética de List también fotografió a grandes artistas de su tiempo, desde Picasso a Morandi, pasando por Marlene Dietrich y Anna Magnani. Después de la guerra, conoció a Robert Capa, que le convenció para trabajar como colaborador de Magnum, aunque rara vez aceptaba encargos. [Magnum Gallery, Londres. Hasta el 23 de julio]

 Grecia, Atenas, 1936, Hombre joven con laurel sobre los ojos © Herbert List / Magnum Photos


Grecia, Atenas, 1936, Hombre joven con laurel sobre los ojos © Herbert List / Magnum Photos