Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Exposición » Zanele Muholi, en cuerpo y alma

“En mi mundo todas las personas son bellas”, ha declarado Zanele Muholi (1972), una de las fotógrafas más aclamadas de la escena contemporánea. Desde principios de la década del 2000, esta artista crecida bajo el apartheid, que prefiere definirse como “activista visual” y se identifica como persona no binaria, ha descrito así su misión: “Quiero reescribir la historia queer y trans negra sudafricana para que el mundo sepa de nuestra existencia, resistencia y persistencia”. Su mensaje se proyecta en la exposición que el IVAM le dedica hasta el 4 de septiembre, organizada por la Tate Modern y comisariada por Yasufumi Nakamori, que se sustenta en 260 instantáneas en las que su autora denuncia injusticias y aspira a educar a través de unos relatos visuales positivos de comunidades hasta ahora poco o nada representadas. La fotógrafa dirige también la lente hacia sí misma, creando unos autorretratos en los que explora conceptos como raza e historia. “La muestra presenta obras que recorren toda su trayectoria artística y que reflejan sus principales preocupaciones: dar visibilidad a su comunidad; promover la tolerancia, el respeto y la comprensión mutua; y servir de plataforma para que quienes participan en sus obras puedan hablar con voz propia”, ha explicado Nuria Enguita, directora del museo valenciano.

Bester I, Mayotte, 2015