Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Entrevista » Entrevista a Tachu Climent, director de Balclis

Balclis es una de las casas de subastas más antiguas de nuestro país; fundada en Barcelona en 1979, Tachu Climent, director de la sala desde 1995, ha seguido la estela iniciada por su padre apostando por su implantación nacional e internacional. Entre los hitos de esta compañía, que acaba de abrir sede en Madrid en la céntrica calle de Almagro, se encuentra el record mundial para una pintura de Ramon Casas, los 220.000 euros en que se cotizó un importante óleo de Gaetano Gandolfi descubierto en una vieja ermita del interior de Cataluña, o los figurines que Federico García Lorca creó para La zapatera prodigiosa, por los que se pagaron 100.000 euros.

¿Podría hablar de la trayectoria de Balclis?
Fue fundada en 1979 por Juan Baldrich y Antonio Climent, mi padre. Es una empresa de carácter familiar y desde 1995 soy su director. Mi propósito, desde entonces, fue convertir lo que era una casa de subastas enfocada principalmente al mercado local en una empresa con proyección nacional e internacional. En la última década hemos asistido al gran cambio experimentado por el mercado de las antigüedades en España, que ha ganado en profesionalidad, internacionalización y dinamismo. En esta línea llevamos trabajando, con un éxito considerable, lo que nos ha convertido en una sala de referencia para clientes de todo el mundo.

 ¿Han abierto sede en Madrid en la calle Almagro?
Gracias a que nuestra actividad en Madrid y en el resto de España se ha multiplicado en los últimos años, hemos decidido abrir una sede para poder ofrecer a nuestros clientes un trato más directo y personalizado. Se trata de un principal a pie de calle, en un barrio representativo de la capital, que nos va a permitir recibir mejor a nuestros clientes y también exponer, periódicamente, cuidadas selecciones de los lotes incluidos en nuestras subastas. Tener sede en Madrid va a contribuir a consolidar la proyección alcanzada estos últimos años.

 ¿Cuáles son las piezas más importantes que han pasado por su sala?
Las obras más importantes no siempre han correspondido con los remates más altos. Hay muchas piezas de valor histórico incalculable, por lo que su precio de remate pasa a segundo término, pese a haber sido muy alto. Este es el caso de los figurines de Federico García Lorca, que vendimos por 100.000 euros en la subasta de octubre de 2011. Se trata de un magnífico conjunto de diez dibujos que el poeta hizo en 1930 para el estreno de La zapatera prodigiosa. De gran importancia histórica son también los nueve cobres que componen una serie de Castas mexicanas del XVIII, que adjudicamos en febrero del año pasado por 250.000 euros. Uno de los remates de los que estamos más satisfechos es el que alcanzó un óleo de Ramón Casas en diciembre de 2007, 395.000 euros, récord mundial del artista.

Tachu Climent