• tendencias del arte

    Antoni Tàpies, místico y matérico

    “Para mi padre, Antoni Tápies, el arte era algo profundo del que emanaba una energía prácticamente sanadora de nuestra alma herida por la rutina, las injusticias, el ruido mundano de una sociedad rendida a lo superficial, a la publicidad y al embrujo del dinero y del poder. Precisamente él quería mostrar con su obra que, hasta las cosas más sencillas, cosas que a menudo nos rodean y a las cuales no damos mucha importancia, pueden ser una obra de arte en sí mismas y pueden llegar a producirnos un estado de iluminación si sabemos contemplarlas”, escribe Toni Tàpies en un artículo que publicamos en nuestra edición de noviembre coincidiendo con la exposición antológica que celebra el Museo BOZAR de Bruselas para conmemorar el centenario del nacimiento del artista catalán. La muestra ofrece una panorámica de su trabajo apoyándose en más de 120 pinturas, dibujos y esculturas. “Tàpies ha sido uno de los autores más prolíficos del siglo XX. Con cerca de nueve mil obras, que se extienden desde sus primeros trabajos de los años cuarenta hasta los últimos dibujos que realizó a finales de 2011, su catálogo razonado parece mostrar a un artista introspectivo, obsesionado por una serie de temas y objetos que repite sin cesar, y a la par aferrado a la experimentación continua de materiales y formas. Quizás no ha habido otro artista moderno que haya explorado las propiedades expresivas del material como él lo ha hecho a lo largo de su extensa trayectoria”, ha declarado Manuel Borja-Villel, comisario de esta muestra. [Antoni Tàpies frente a una xilografía en el estudio Stoob de St. Gallen, 1993. Foto: Franziska Messner-Rast]
  • Portada

     

  • Pixar

  • Nantes

  • Museo Thyssen

  • Azkuna

  • Maria Blanchard

  • Barcelo La Pedrera

  • Museo Picasso Malaga