Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Exposición » Buenafuente y la pintura como necesidad

A las facetas de productor, humorista, presentador y actor (distinguidas con el Premio Nacional de Televisión en 2020) Andreu Buenafuente (1965) suma la de pintor, una vertiente que la Fundación Cuixart invita a descubrir en la exposición Jazz que se celebra hasta el 3 de septiembre en su sede de Palafrugell, donde tuvo su taller el artista Modest Cuixart (1925-2007), uno de los fundadores del movimiento vanguardista Dau al Set.

El popular comunicador, que se define como “autodidacta”, experimenta con distintas artes plásticas, de la pintura a la ilustración, pasando por la fotografía. La pintura es una disciplina en la que lleva trabajando desde hace más de 30 años, creando obra compulsivamente. “El camino del arte es largo pero muy bonito. Cuando consigues expresar un sentimiento con el arte, el placer es incomparable, mágico, casi eterno”, asegura.

Su obra toma como punto de partida su mundo interior que trata de representar gráficamente. Unas pinturas e ilustraciones en las que colores y tintas, composición y trazo, se plasman con fuerza y delicadeza. “Es el misterio apasionante de ver nacer formas, cuerpos, símbolos que ni tú habías imaginado. Pero es tu mano, tu pincel el que les da la vida. ¿Dónde estaban?”, reflexiona. Buenafuente ha participado en varias exposiciones colectivas en Barcelona y Girona además de haber colaborado en publicaciones como The New York Times. En el ámbito editorial, ha publicado su primer libro de ilustraciones No entiendo nada (Reservoir Books) y su diario ilustrado Reír es la única salida (Harper Collins).