Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Agenda » Caravaca, del lienzo al NFT

Siguiendo la estela de la fulgurante irrupción del criptoarte en el mercado, la firma relojera suiza IWC Schaffhausen ha invitado al artista madrileño Miguel Caravaca a presentar en su boutique madrileña de la calle Ortega y Gasset 15 Las cryptopelas, una colección híbrida compuesta por obras analógicas (pintadas en acrílico y esmalte sobre lienzo) y NFTs (en formato 1024 x 1080 píxeles) que permanecerá abierta al público hasta el 28 de julio.
Se trata de una estimulante propuesta que gira en torno al fenómeno de los NFTs (tokens no fungibles basados en la tecnología blockchain), que, como el propio Caravaca apunta, «están transformando el coleccionismo de arte y bienes digitales, la versión digital de los sellos, el arte o cualquier otro producto tangible o intangible al que una serie de usuarios acaban confiriendo un valor». Los NFTs no se pueden intercambiar entre sí y, como las obras de arte, no hay dos iguales. Así es como Miguel Caravaca ha conseguido crear una obra única inspirada en el modelo de reloj de aviador Big Pilot de la manufactura suiza fundada en 1868.


«Mis referentes estéticos son la geometría abstracta, especialmente el cubismo que inspira el uso de la línea, y la importancia del pigmento y la composición, y también el arte urbano, que hace que navegue con comodidad en el gran formato y que utilice materiales como el acrílico y rotuladores de esmalte» dice Caravaca sobre su personal lenguaje.