Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Entrevista » Del Nuevo Mundo a la China imperial

La subasta que Lamas Bolaño celebra el 11 de mayo propone un estimulante viaje por el espacio y el tiempo. De la Cataluña medieval al Nuevo Mundo pasando por el Flandes del Siglo de Oro y la China imperial. Sin duda, el capítulo más sustancioso es el dedicado a las artes decorativas que está liderado por un suntuoso escritorio-papelera colonial ejemplo de la refinada ebanistería que se produjo en el Virreinato de Nueva España a finales del siglo XVII. Este mueble, tasado en 20.000 euros, se elaboró en madera ebonizada y carey con elegantes aplicaciones en madreperla y bronce. Su puerta central, de tipo arquitectónico, está adornada por la figura de un niño con turbante flanqueado por columnas salomónicas, cinco cajones en el interior en hueso pirograbado con decoración vegetal y once cajones en los laterales; se acompaña de mesa del siglo XIX.

Escritorio-papelera colonial, Virreinato Nueva España, S. XVII

Escritorio-papelera colonial, Virreinato Nueva España, S. XVII

De regreso al continente, nos sumergimos en un bullicioso Mercado portuario con figuras que cobra vida gracias al pincel del pintor barroco flamenco Anton Gobau (Amberes, 1616-1698). Este óleo sobre tela, firmado y fechado en 1673, parte de 8.000 euros. Nacido en el seno de una familia acomodada, en 1629 Gobau aparece registrado como aprendiz de Jan de Farius. En 1644 marchó a Roma, donde permaneció seis años y frecuentó a Pieter van Laer y los bamboccianti. Especializado en paisajes y escenas de género, es reconocido especialmente por sus escenas callejeras y de mercado en espacios abiertos y con numerosas pequeñas figuras, de la que es ejemplo ésta que se ofrece.

Anton Gobau, Mercado portuario con figuras

Anton Gobau, Mercado portuario con figuras

Del lejano Oriente proceden dos de los lotes más interesantes de la sesión: una escultura china en marfil tallado y policromado que representa a un dignatario con pay-pay y dragón, que data de la dinastía Qing, la última dinastía imperial china, que reinó hasta el siglo XIX, periodo al que pertenece esta refinada pieza valorada en 8.000 euros. En el siglo XVII los dominios de Portugal se extendían hasta la India en cuya costa oeste, que comprendía el territorio de Goa (sur de Bombay); el de Damao (norte de India); y el de Diu (extremo sur de la Península de Kattiawar), fraguó una singular Escuela artística de la que procede un Cristo crucificado en marfil tallado, sobre plafón en madera dorada y terciopelo verde, estimado en 5.000 euros.

Virgen con Niño, Escuela catalana S.XIII-XIV; Dignatario con pay-pay y dragón

Virgen con Niño, Escuela catalana S.XIII-XIV; Dignatario con pay-pay y dragón

Otro Cristo, pero éste salido de la exuberante imaginación de Salvador Dalí, protagoniza la subasta. Se trata del Cristo de San Juan de la Cruz, realizado en plata punzonada sobre base en mármol, firmado y numero (209/500), que es la versión tridimensional del famoso cuadro pintado por Dalí en 1951 que hoy se encuentra en el Museo de Glasgow. El capítulo escultórico incluye entre sus alicientes una Virgen con Niño, en madera tallada y policromada, de la Escuela catalana del siglo XIII-XIV, que representa ese momento de transición del Románico al Gótico.

Dalí, Cristo de San Juan de la Cruz; Cristo crucificado, Escuela indoportuguesa, S. XVII

Dalí, Cristo de San Juan de la Cruz; Cristo crucificado, Escuela indoportuguesa, S. XVII

La tradición también está presente en la obra de Miguel Ortiz Berrocal (Villanueva de Algaidas, 1933 – Antequera, 2006), formado en Matemáticas y Arquitectura. Tuvo su taller en Verona, la misma ciudad en la que Shakespeare ambientó su tragedia Romeo y Julieta. Los malogrados amantes, símbolo universal de los enamorados, inspiraron al escultor andaluz Romeo y Julieta sobre Il Cofanetto, Opus 101 y 123, formada por dos esculturas en latón pulimentado y zamac plateado, que se ofrece valorada en 2.800 euros. Firmadas y numeradas, Romeo y Julieta se compone de 16 elementos mientras que el Cofanetto lo integran 88 piezas que conforman un completo servicio de mesa para dos personas. El estilo de Berrocal se define por la inspiración helénica y el barroquismo. La precisión de sus diseños y la complejidad de los posteriores ensamblajes le impulsó, a partir de 1962, a realizar sus esculturas de manera seriada. La que se licita se incluyó en la exposición celebrada en el Palacio de Velázquez de Madrid en 1984.

Miguel Ortiz Berrocal, Romeo y Julieta sobre Il Cofanetto, Opus 101 y 123

Miguel Ortiz Berrocal, Romeo y Julieta sobre Il Cofanetto, Opus 101 y 123

Por último, la oferta de joyas incluye varias alhajas Art Deco, como un colgante en oro y vistas de platino con calado de diamantes estimado en 750 euros, y una pulsera esclava en oro y vistas de platino con diamantes, preciada en 800 euros; ambas, datadas en torno a 1930; y también merece atención especial un reloj Rolex Oyster Perpetual Datejust de pulsera de caballero en acero y oro; adjunta certificado de garantía y estuche original y parte de 3.500 euros.

Pulsera esclava Art Decó, c. 1930

Pulsera esclava Art Decó, c. 1930