Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Mercado » Héroe vengador

Aunque tenía sólo 22 años cuando lo pintó, Jean-Michel Basquiat planteó Versus Medici como un desafío visual al establishment artístico occidental. El primer propietario de la obra, que el 12 de mayo sale al mercado en Sotheby’s Nueva York, tasada entre 29 y 42 millones de euros, fue el galerista francés Stéphane Janssen, uno de los grandes promotores del grupo CoBrA, que la adquirió a Larry Gagosian en una visita al estudio de Basquiat, de quien acabaría siendo gran amigo.
Basquiat pintó este abrumador lienzo en 1982, el mismo año que Untitled, la obra vendida en 2018 en Sotheby’s por la cifra record de 92 millones de euros, y poco después de su participación en las exposiciones Times Square Show (1980) y New York New Wave en el MoMA PS1 (1981). Como artista joven y osado, quiso retar con ella a la historia del arte postulándose como digno sucesor de los grandes maestros del Renacimiento italiano. Ejecutado en tres lienzos unidos, incluso la estructura de Versus Medici refleja la familiaridad de Basquiat con siglos de tradición. Como hombre culto y asiduo visitante del Brooklyn Museum y el Metropolitan de Nueva York, pronto fue consciente de la flagrante ausencia de representación negra en el canon histórico del arte. En este cuadro, se posiciona como oponente heroico a la legendaria dinastía de mecenas florentina, enfrentándose al canon que ellos contribuyeron a construir mediante la presentación de su propia obra maestra. Ya su incendiario título, Versus Medici revela su objetivo último: hacerse un hueco para sí mismo dentro del canon que sería transformado para siempre por sus pinturas.