• tendencias del arte

    El giro argumental de Drew Aaron

    Hace ocho años, el empresario Drew Aaron (Filadelfia, 1977) decidió simplificar su vida: cambiar el fragor de Nueva York por la placidez de Mallorca, distanciarse de Wall Street y acercarse más a la naturaleza. Con ese objetivo este emprendedor y su mujer, la modelo checa Hana Soukupová, dejaron su mansión de estilo Tudor en Connecticut para instalarse en la localidad de Alaró, un oasis a orillas del Mediterráneo en que encontraron la energía para abrir un nuevo capítulo. Y es que a pesar de su juventud, Aaron ya tenía a sus espaldas una sólida trayectoria en el mundo financiero. Recién salido de la universidad, a finales de los 90, vendió su primera empresa emergente en Ebay mostrando desde entonces un olfato de lince para los negocios. Más adelante fundaría la multinacional Aaron Group, líder mundial en distribución de papel, y recientemente la asesoría Lionsgate Capital. En paralelo nunca dejó de cultivar su afición al coleccionismo. Si de niño hacía acopio de monedas y cromos de béisbol, de adulto llenó sus paredes de nombres rutilantes como Warhol, Basquiat o Richter, además de implicarse como mecenas en instituciones como el museo Whitney. En 2018, dio un paso más en su compromiso con el arte y abrió en Palma Gallery RED, proveedor exclusivo de arte para las salas VIP de los aeropuertos privados de Mallorca, Ibiza, Barcelona y Madrid, que se define como “una galería disruptiva alejada de las dinámicas tradicionales”. [Ada Vicent] 

    Artículo completo en la edición impresa

  • Portada

     

  • Caixaforum

  • Maria Blanchard

  • Barcelo La Pedrera

  • Museo Picasso Malaga

  • Museo Mares

  • Caixa creación

  • Lanzarote

  • Museo Goya