Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Noticias » El vértigo moderno en el DA2

El centro de arte contemporáneo DA2, Domus Artium 2002, acoge una gran exposición conmemorativa del vigésimo aniversario de la capitalidad cultural europea de Salamanca con fondos de la colección del propio centro y de la Fundación Coca-Cola. Durante la presentación de la muestra, el alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, recordó cómo, hace veinte años, la ciudad transformó la antigua prisión provincial en un centro de arte que se ha convertido “en un foro abierto que da voz y protagonismo a diferentes lenguajes artísticos”. La muestra, que lleva por título El vértigo de la vida moderna: 20 años de la Colección DA2 y Colección Fundación Coca-Cola, ha sido comisariada por Paco Barragán y establece una fascinante comparación entre las vanguardias de comienzos del siglo XX y el arte contemporáneo de inicios del XXI. Tal como explica Barragán: “Tanto ayer como hoy el ser humano se afanó por ser moderno. Así, los primeros decenios del siglo pasado trajeron un nuevo orden mundial caracterizado, entre otros factores, por la enconada expansión colonial y la Primera Guerra Mundial; los impresionantes avances de la época como la dinamo, el automóvil o el avión; la emancipación femenina y el creciente consumismo o incluso la consolidación del museo. La conflagración puso fin a la belle époque. En pleno siglo XXI asistimos al reordenamiento del orden mundial existente. Los avances en tecnología, telecomunicaciones y redes sociales han alumbrado un mundo nuevo en el que la inteligencia artificial y la robotización alcanzarán límites inimaginables.”

Torben Giehler, Shadowplay. Colección DA2

El discurso expositivo se apoya en 113 obras de 97 artistas y se estructura en tres ejes; el primero, aborda la impresión que sigue causando en el artista el retrato de la vida moderna; en el segundo, se recogen obras que reflejan el descontento del artista y su necesidad de cambiar el mundo; en el tercero y último se exponen piezas que apelan a lo onírico, lo fantástico y lo irracional, así como a temas como la sexualidad, la raza, la identidad o el género. [Hasta el 28 de agosto. DA2. Salamanca. Domusartium2002.com]

Rogelio López Cuenca, Elle Rrose Sélavy. Colección Fundación Coca-Cola