Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Mercado » Exquisito eclecticismo en La Suite

El 27 de octubre, la casa de subastas La Suite presenta Héritage, una venta que es “el fruto de una vida dedicada al coleccionismo de dos apasionados del arte que supieron rodearse de piezas con el más exquisito eclecticismo, combinando la alta época con el arte colonial, la plata y el mobiliario del siglo XVIII, el arte oriental o piezas icónicas de diseño de los años 60 y 70”. 

El apartado pictórico está liderado por Apolo y Marsias, un óleo sobre cobre estimado entre 8.000 y 12.000 euros, del Círculo de Jacob de Backer activo en Amberes en el primer tercio del siglo XVII. Esta pintura mitológica se puede relacionar con la de Jacob de Backer (Amberes, 1555 – 1595), representando la misma escena de Apolo desollando a Marsias (pasaje VI, 308-400, de la Metamorfosis de Ovidio), que se conserva en el Museo Nacional de Varsovia. Soutman, el artífice de la placa de cobre que lleva sus marcas, fue un pintor, grabador y comerciante holandés formado con Rubens, que entre 1628 y 1630, fue pintor de la corte de Polonia.

Círculo de Jacob de Backer, Apolo y Marsias

Pintor holandés hijo de un orfebre, Michiel Jansz van Mierevelt (Delft, 1567-1641) llegó a ser pintor oficial de la Casa de Orange Nassau. Trabajó para ilustres familias holandesas y diplomáticos extranjeros establecidos en La Haya. Sus retratos se identifican por un estilo austero y lineal pero de gran habilidad en la representación de las características físicas de sus efigiados. Ejemplo de esto es este retrato de caballero, posiblemente el Marqués de Espínola, noble italiano al servicio de la monarquía hispánica, fechado en 1625, que parte de 8.000 a 12.000 euros. 

Michiel Jansz van Mierevelt, Posible retrato del Marqués de Espínola

Con idéntico precio de salida, de 8.000 a 12.000 euros, se brinda un ejemplo de la Escuela colonial de Perú. Datado en el siglo XVIII, este lienzo plasma al Teniente Coronel Manuel Ramíres, Comandante General de la Provincia de Cuzco, que es inmortalizado a la edad de 22 años. 

Escuela Colonial, Perú, S. XVIII. Retrato del Teniente Coronel Manuel Ramíres 

Un magnífico relieve de la Escuela colonial de los siglos XVII-XVIII en el que se recrea la Visión del carro de fuego de San Francisco, despunta en el conjunto. Su estimación se ha fijado entre 6.000 y 8.000 euros. La escena representa uno de los episodios de la vida del santo, tal como se recogen en la «Leyenda Mayor» escrita por San Buenaventura, que recoge así el episodio: «Mientras moraban los hermanos en el referido lugar, un día de sábado se fue el santo varón a Asís para predicar el domingo por la mañana en la iglesia catedral. Pernoctaba, como otras veces, entregado a la oración, en un tugurio sito en el huerto de los canónigos. De pronto, a eso de media noche sucedió que, estando corporalmente ausente de sus hijos, algunos de los cuales descansaban y otros perseveraban en oración, penetró por la puerta de la casa un carro de fuego de admirable resplandor que dio tres vueltas a lo largo de la estancia; sobre el mismo carro se alzaba un globo luminoso, que, ostentando el aspecto del sol, iluminaba la oscuridad de la noche. Quedaron atónitos los que estaban en vela, se despertaron llenos de terror los dormidos; … Comprendieron todos a una…que había sido el mismo santo Padre, ausente en el cuerpo, pero presente en el espíritu y transfigurado en aquella imagen, el que les había sido mostrado por el Señor en el luminoso carro de fuego«.

Escuela colonial, S. XVII-XVIII. Visión del carro de fuego de San Francisco

El descubrimiento y colonización de países nuevos y la exploración de remotas junglas y océanos generó un enorme interés por los globos terráqueos desde finales del siglo XVIII. Los globos eran símbolo del deseo del hombre culto de seguir los acontecimientos del amplio mundo y se convirtieron en un accesorio imprescindible en los estudios y bibliotecas de los hogares ricos e ilustrados. Sin duda una de las piezas más emocionantes de esta venta es un globo terráqueo en madera y papel litografiado. Realizado en Francia en 1757, por Louis Charles Desnos y Jacques Hardy, admite ofertas entre 8.000 y 12.000 euros.

Globo terráqueo, Francia, 1757

En el apartado dedicado a las artes decorativas hay que fijarse en un juego de café en plata estilo obra del célebre diseñador de cuberterías francés Jean-Emile Puiforcat (1897 – 1945). Por este elegante conjunto, modelo Egoiste, que data de 1930, se piden entre 2.500 y 3.500 euros. En 2010, la casa Phillips remató en 47.500 dólares un juego de café de este mismo diseñador. Este conjunto ejemplifica el estilo Art Decó que apostó por las formas geométricas, las líneas rectas y los volúmenes escalonados.

Jean-Emile Puiforcat, Juego de café en plata

Y una sorpresa para los amantes de la historia. Se ofrecen una pareja de miniaturas -realizadas en óleo sobre marfil con marcos de carey y hueso- en las que su autor, el pintor francés Nicolas André Courtois (1734 – 1806) plasmó las reconocibles efigies del emperador Napoleón y su esposa, Josefina. Su estimación es de 800 a 1.200 euros. Pintor, dibujante y miniaturista, Courtois está representado, entre otros, en el Musée Cognacq-Jay Le goût du XVIIIᵉ de París, donde se expone una réplica en miniatura de la Virgen de la silla de Rafael que se conserva en el Palazzo Pitti, en Florencia. En diciembre de 2008, aparecieron el mercado francés una pareja idéntica de miniaturas de los emperadores, que se consideraron inéditas, firmadas por el pintor Nicolas Jacques (1780-1844) y que conservaban la etiqueta de procedencia del inventario del hijo de la emperatriz, Eugène de Beauharnais. Esta que ofrece La Suite sería otra idéntica representación de los emperadores, no se sabe si anterior o posterior a la de Nicolas Jacques, pues ambos pintores estaban en activo durante los años del Imperio de Napoleón.

Nicolas André Courtois, Miniatura de Napoleón 

Thierry Hermès comenzó su carrera en 1837 fabricando de arneses, y desde el principio fue exigente en la elección de los materiales y la factura de sus productos. Hoy los bolsos, maletas y demás complementos de la maison francesa se han convertido en auténticas piezas de colección. Esta subasta ofrece un neceser de viaje realizado en piel de cocodrilo hacia 1950. En un impecable estado de conservación, su interior está forrado en cuero de color verde, contiene nueve recipientes diferentes en plata y cristal, dos cepillos, espejo y un estuche. Para hacerse con él habrá que ofrecer al menos entre 2.500 y 3.500 euros.

Neceser de viaje Hermès, c. 1950