• tendencias del arte

    Julian Assange se convierte en NFT

    Julian Assange convertido en obra de arte, en pieza de colección y en NFT. This Cannot Be Erased es la propuesta que reúne a tres grandes nombres de la escena artística internacional en el primer proyecto de la plataforma MATERIA de cuyo equipo forma parte la galerista madrileña Sabrina Amrani como responsable de colaboraciones institucionales. Bajo el comisariado de Jérôme Sans, cofundador del Museo Palais de Tokyo de París, y con edición musical de Howie B, el artista Miltos Manetas, utiliza los beneficios de la tecnología blockchain para hacer inmutable el caso y la existencia de Assange, fundador de la ONG Wikileaks, y con ello la libertad de expresión. Periodista, hacktivista (hacker-activista), Assange se situó en el foco de atención internacional en 2010, cuando publicó información sensible sobre cómo Estados Unidos y sus aliados estaban liderando la guerra en Irak y Afganistán. 

    A la mirada de Manetas sobre el personaje de Assange, se suma la música de Howie B, una figura imprescindible de la escena underground electrónica británica, que ha trabajado con U2, Björk o Brian Eno y ha compuesto bandas sonoras míticas como El lobo de Wall Street de Martin Scorsese. En 2020, encontrándose encerrado en Colombia, Manetas decidió pintar a Assange, que ya había pasado siete años encerrado en la Embajada de Ecuador en Londres, antes de que los británicos lo encarcelaran donde permanece. Como un reloj diario que contaba los días que Assange estuvo preso, Manetas pintaba y donaba en las redes sociales cada retrato que hacía a quienes se lo pedían, convirtiéndose así en extensiones de la acción #AssangePower. En 2020 la acción se convirtió en la exposición Assange’s Condition en el Palazzo delle Esposizioni de Roma, donde se exhibieron las primeras 40 pinturas que donó el artista. La muestra no era accesible a la vista de los espectadores, a menos que Assange fuera liberado, aunque uno podía echar un vistazo como en una prisión o verlo en línea. Si Internet es un país, debería tener su Pabellón en Venecia. Después de un encargo de la Bienal de Venecia en 2009, Miltos Manetas creó el primer Padiglione Internet, cuando Daniel Birnbaum, director de la 53ª Bienal de Venecia, lo invitó a proponer un proyecto para su Bienal. En palabras del propio artista, “la Bienal de Venecia es donde los países muestran su arte, algunos de ellos su democracia y libertad. Algunos países usan la Bienal para pedir libertad y respeto para sus ciudadanos, este año la estamos usando para pedir libertad y respeto para el ciudadano de Internet Julian Assange. Nosotros somos Internet: utilizaremos los ingresos de la venta de estos 111 NFT especiales para potenciar el Pabellón de Internet en la Bienal de Venecia. Mientras hacemos esto, dedicaremos nuestros esfuerzos a devolverle a Julian Assange lo que muchas personas de muchos otros países y corporaciones le están quitando de una manera tan antidemocrática, tan criminal: Visibilidad. Libertad de expresión. Su voz. This cannot be erased.

  • Portada

     

  • Pixar

  • Nantes

  • Museo Thyssen

  • Azkuna

  • Maria Blanchard

  • Barcelo La Pedrera

  • Museo Picasso Malaga