Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Exposición » La luz es color

Para el pintor, acuarelista y grabador romántico inglés Joseph Mallord William Turner (1775-1851) los elementos de la naturaleza son fuerzas abstractas, con su propia simbología y significado. La luz es color, la primera exposición que le dedica el MNAC (abierta hasta el 11 de septiembre), explora su fascinación por los fenómenos meteorológicos y atmosféricos, desde los inicios de su obra, en la década de 1790, y hasta finales de los años 1840. Turner, reconocido como el mejor paisajista del periodo romántico por su dominio de la luz, el color y la atmósfera, pinta las inmensas fuerzas de la naturaleza que ya en aquella época de grandes cambios, a inicios de la primera revolución industrial, comenzaban a estar amenazadas. A través de un centenar de obras, pinturas, dibujos, esbozos y grabados, la exposición sigue el desarrollo de las composiciones de Turner, a partir de los primeros esbozos hasta las acuarelas, óleos o grabados finales. La muestra revela cómo la técnica de la acuarela fue fundamental en el enfoque científico, pero intuitivo del artista, que le permitió captar la intensidad de las fuerzas de la naturaleza con una precisión expresiva sin igual. La principal inspiración de Turner surgió de sus viajes por Gran Bretaña y Europa continental y sus paisajes incorporan fuentes diversas, desde la mitología clásica hasta la propia historia del arte o las invenciones tecnológicas modernas, y se sitúan entre la tradición y la innovación. Esta exposición confronta al espectador con una experiencia sensorial de la naturaleza que nos afecta hoy tanto como lo hizo a sus contemporáneos. [Il Ponte delle Torri, Spoleto, h. 1840-45. Tate Gallery]