Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Exposición » El color del dinero

A principios del siglo XVI Amberes se convirtió en un floreciente centro artístico y mercantil que atrajo a viajeros, mercaderes y artesanos de toda Europa. Los artistas desempeñaron también un importante papel en ese emergente mercado internacional. Nuevos temas pictóricos, junto a innovadores métodos de producción y colaboración entre pintores, convirtieron la metrópoli del norte en un productivo centro artístico. Marinus (h. 1489-h. 1546), el enigmático pintor de Reymerswale, una ciudad de la provincia de Zelanda, en los actuales Países Bajos, fue uno de los primeros en adaptarse a una creciente demanda de pinturas con temas a la vez novedosos y populares. El Museo del Prado promueve la primera exposición monográfica sobre este original artista neerlandés, comisariada por Christine Seidel, conservadora de la Staatsgalerie Stuttgart, reuniendo diez pinturas suyas, tres de ellas inéditas en España procedentes del Louvre, el Hermitage y del Museo de Bellas Artes de Gante. La muestra, que cuenta con el patrocinio de Mitsubishi Corporation y de la Fundación Amigos del Museo del Prado, se complementa con libros, grabados y monedas que ayudan a contextualizar las imágenes y revelan detalles sobre su proceso de trabajo. [El recaudador de impuestos y su mujer (conocido como El cambista y su mujer), 1539. Madrid, Museo Nacional del Prado]

MARINUS