Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Vida de artista » Georgia O’Keeffe, la flor indómita

“Descubrí que podía decir cosas con colores y formas que no sabía expresar de otra manera, asuntos para los que no encontraba palabras” confesaba Georgia O’Keeffe, considerada la pionera del arte moderno estadounidense, especialmente admirada por sus flores monumentales y paisajes majestuosos. Desde que, en la temprana fecha de 1916, deslumbrara a los círculos artísticos de su país con unas audaces obras abstractas y se encumbrara como una pionera de la no figuración, se convirtió en una de las principales figuras de la modernidad estadounidense. “Donde nací y cómo viví carece de importancia. Es lo que he hecho y donde he estado lo que debería interesar” opinaba. En este reportaje, sin embargo, además de sumergirnos en su fascinante obra plástica, desvelamos algunos detalles de su vida personal con motivo de su retrospectiva en el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid. [Alfred Stieglitz, Georgia O’Keeffe, (detalle) h. 1920-1922 © Georgia O’Keeffe Museum. Donación de The Georgia O’Keeffe Foundation]

Stieglitz_1920_1922