• tendencias del arte

    La última entrevista con Modest Cuixart

    Atraído por su amor al paisaje, en 1971, Cuixart se instaló en la Costa Brava, en Palafrugell, y este otoño la Fundación Vila Casas le ha dedicado una importante exposición, Cuixart, el deseo de la forma, en su museo de Can Mario, en Palafrugell, que podrá verse hasta finales de mayo de 2008. Para el artista, esta exposición ha sido la mejor de su vida y la ha disfrutado con entusiasmo hasta el último momento, un verdadero regalo de reconocimiento para toda una vida de artista. Con motivo de esta exposición programamos una entrevista, pero Cuixart tuvo que ingresar en el hospital. Pilar Giró, comisaria de la exposición, le fue transmitiendo las preguntas. Con la mente muy clara, sus respuestas fueron breves, pero el artista nos habló de su vida y obra durante dos de las visitas de Pilar al hospital (Palamós, 12 y 14 de octubre de 2007). Fue su última entrevista, un verdadero documento histórico. Marga Perera

    ¿Qué significó ser becado para ir a París en 1949, cuando usted tenía 24 años? La beca del Instituto Francés tenía que ser compartida con Joan Ponç y Antoni Tàpies. De un lado supuso una gran ilusión de poder vivir la vida artística de París, que en aquel entonces era todavía el centro mundial del arte. Esta alegría se vio truncada cuando Ponç dijo que él no podía ir. Él manifestó el deseo que su parte de beca me perteneciera, en cambio fue a parar a mi querido amigo Tàpies.

    ¿Qué fue Dau al Set? ¿Qué les unió y qué les separó? Dau al Set era un conjunto de oportunidades para intentar explicar de forma poética el mundo que nos rodeaba. Joan Brossa, con la poesía escondida, fue nuestro mago. En realidad, no hay una ruptura o separación a señalar, porque creo que Dau al Set siempre ha encerrado la fuerza vital del mundo poético que nos ha empujado a la creación.

    ¿Qué significado cree que tuvo Dau al Set en su contexto histórico, artístico y social? Dau al Set, por encima de todo, pretendió explicar la poesía del mundo y esto nunca muere. Es una actitud siempre vigente.

    ¿Qué ha sido para usted el surrealismo? Ha sido una forma absoluta de entender en profundidad el cosmos integral del realismo.

    Lo mágico, lo misterioso y lo onírico, han sido claves en su obra, y también lo siniestro… La importancia que le he dado se resume en el hecho de ponerme a pintar un cuadro.

    ¿Cómo fue el paso del magicismo al informalismo? No fue planteado como un paso, nunca he trabajado con un concepto a priori, pensando en dar pasos.

    ¿Recuerda como un gran éxito haber ganado, en 1959, el Primer Premio de la Bienal de Sao Paulo frente a artistas como Francis Bacon y Alberto Burri? Evidentemente reconozco la fuerza que me dio el Premio de la Bienal de Sao Paolo, pero entiendo que el objetivo de los premios, por encima de todo, es dar luz a la vida profesional.

    ¿Qué influencia ha tenido Nietzsche en su obra? ¿Y Goya? Inicialmente elegidos por Brossa como tema en nuestros retiros junto con Joan Ponç, Arnau Puig, Antoni Tàpies y Tharrats, estos personajes han sido de constante interés en mi vida y obra.

    Su obra más provocativa fue Nens sense nom, obras expuestas en Barcelona en 1963, objetos que le vinculan al neo-dada, al pop art y al nouveau realisme. Hay mucha agresividad y tragedia en estos muñecos… ¿cuál fue su objetivo? Fue esencialmente poner en evidencia uno de los más grandes dramas llevado a cabo por el hombre. Quería denunciar la muerte, el genocidio infantil y todas las víctimas inocentes, absurdo resultado de los conflictos bélicos.

    ¿Qué importancia ha tenido para usted la figura humana? La constante necesidad de entender la fuerza evolutiva de lo que llamamos vida.

    Una de las características de su obra ha sido siempre la provocación… La provocación la veo en el aspecto de las cosas. Mi obra tiene una provocación secreta, para nada evidente. Defiendo ser provocativo sin necesidad de alterar la calidad técnica de la obra, sin menoscabar la ejecución del oficio. La provocación en el espectador nace de la dificultad que encuentra en entender la magia de la obra.

    En su obra hay también mucho erotismo, ¿dónde están los límites entre el erotismo poético y la provocación? El erotismo poético nunca es provocativo, siempre es seductor.

    En 1971 se estableció en Palafrugell, en la Costa Brava, ¿cómo ha influido el paisaje en su obra? La influencia del paisaje siempre ha sido una constante en mi obra. Lo que más me atrajo de Palafrugell fue el paisaje humano.

    ¿Qué es lo que más le ha satisfecho de su larga vida de artista? La libertad de no estar sujeto a ningún código y la posibilidad de crear un lenguaje.
    Modest Cuixart

  • Portada

     

  • Pixar

  • Nantes

  • Museo Thyssen

  • Azkuna

  • Maria Blanchard

  • Barcelo La Pedrera

  • Museo Picasso Malaga