Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Mercado » Muebles que definieron su tiempo

Iconos modernistas, emblemas del “Italian design” o clásicos del siglo XX, todo eso se encuentra en la subasta de mobiliario de colección que presenta Setdart este mes. El 16 de junio se ofrece un dormitorio realizado por una de las estrellas del Modernisme catalán, el ebanista y decorador Gaspar Homar (1870-1953), autor de la decoración integral de las casas Lleó-Morera así como varios de edificios de Gaudí y Doménech i Montaner. Se conservan piezas de mobiliario suyas en el Museo Nacional de Arte de Cataluña, el Museo de Art Nouveau y Art Déco Casa Lis de Salamanca y el Museo Nacional de Artes Decorativas de Madrid, entre otros. Este dormitorio, ejecutado hacia 1905, está realizado en caoba, con talla, marquetería y dorado, y se compone de un armario, una mesilla de noche, un piecero y un cabecero. Sale a pujas valorado entre 60.000 y 80.000 euros.

Gaspar Homar, Dormitorio modernista

En la sesión del 28 de junio el acento se pone en el siglo XX. Un aparador Casablanca de Ettore Sottsass (1917-2007) se brinda por 10.000 a 12.000 euros.Sottsass fue uno de esos nombres que dieron al diseño italiano fama internacional y ayudaron a definir el así llamado Italian style. “Para mí el diseño es una forma de discutir la vida” decía. Su extensa producción incluye desde las máquinas Olivetti a los muebles del Grupo Memphis del que es un icono este aparador, cuya irregular silueta preludiaba la llegada de una estética más irreverente y libre. El objetivo de Memphis fue poner patas arriba el diseño convencional apostando por colores brillantes, motivos kitsch y mucho sentido del humor. 

Ettore Sottsass, aparador Casablanca

“¿Por qué no hacemos una versión actualizada del antiguo sillón de club inglés?”. Esta pregunta incitó a Charles (1907-1978) y Ray Eames (1912-1988) a desarrollar su Lounge Chair en un proceso que se prolongó varios años. Su objetivo era conseguir un sillón amplio y proporcionado que combinara el confort con el uso de materiales y mano de obra de excepcional calidad. El sillón diseñado en 1956 no solo es ligero, más elegante y moderno que los pesados sillones de club inglés, sino también más cómodo. Gracias a estas cualidades, se convirtió en un clásico en la historia del mobiliario moderno. Este sillón y otomana, tasado entre 4.000 y 5.000 euros, y realizado en madera de fresno y tapicería de piel, es una edición de los años 2000.

Charles y Ray Eames, Sillón y otomana

Y un apunte pictórico. En la sesión del 29 de junio, el protagonista será uno de los grandes representantes de la Escuela barroca madrileña, Claudio Coello (1642-1693).  Nació en Madrid en el seno de una familia de origen portugués. Su padre, broncista de profesión, le envió al taller de Francisco Rizi para aprender a dibujar, y a través de éste y de su amistad con el pintor Juan Carreño de Miranda, tuvo acceso a las colecciones del Alcázar donde se aplicó en copiar a los grandes maestros. En 1683, es nombrado pintor del rey Carlos II mediante real decreto. Su repertorio de asuntos estuvo dominado por lo religioso y fue muy fiel a la sensibilidad de la Contrarreforma. El lienzo que se ofrece, Cristo servido por los ángeles, de 1661 conserva un importante marco de época. Su precio estimativo es de 50.000 a 60.000 euros.

Claudio Coello, Cristo servido por los ángeles