Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Exposición » Plensa invita al silencio

El Museo de Arte Moderno de Céret se inauguró en 1950 en las salas de un antiguo convento carmelita del siglo XVII. Tras ser renovado con arquitectura mediterránea en 1993 por el arquitecto de la ampliación de la Fundación Miró de Barcelona, Jaume Freixa, celebra ahora la construcción de un nuevo pabellón diseñado por el estudio de arquitectura Pierre-Louis Faloci, Premio Nacional de Arquitectura 2018 en Francia. “Hoy reabrimos el museo con este pabellón nuevo, pero también con toda una renovación de la colección permanente”, dice entusiasmada su directora y conservadora jefe, Nathalie Gallissot.  Jaume Plensa (1955) ha sido elegido para inaugurar esta nueva etapa del museu francés con Cada rostro es un lugar, un conjunto de doce esculturas y una veintena de dibujos de gran formato, creadas entre 2019 y 2021 basadas en textos y poemas escritos por el artista y publicados en el libro que acompaña la muestra. Esta pinacoteca ha sido testigo de la excepcional aventura artística que ha vivido la ciudad francesa desde principios del siglo XX. Durante sus estancias en Céret, Picasso y Braque compusieron una serie de cuadros considerados las obras maestras del cubismo y gracias a ellos, la villa pronto fue famosa en todo el mundo. [M. Perera. Raoul Dufy, Paysage à Céret, l’église ©Adagp, Paris 2022. Foto: R.Townsend]