Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Exposición » Pradilla, pintor de momentos estelares

El cuadro de historia fue el género más valorado en la pintura española entre 1856 y 1890, y entre sus cultivadores, Francisco Pradilla (1848-1921) fue el que obtuvo mayor reconocimiento nacional e internacional. El Museo del Prado reivindica su legado en la exposición Francisco Pradilla (1848-1921), esplendor y ocaso de la pintura de historia en España, patrocinada por Ramón y Cajal Abogados, que refleja el interés por la pintura de historia y el periodo por el que el artista aragonés sentía predilección, el de finales del siglo XV y principios del siglo XVI. Esta muestra reúne ocho de sus obras conservadas en el museo no expuestas habitualmente al público. Los lienzos históricos debían ser grandes, aparatosamente grandes, coloristas y con numerosas figuras. El tema era clave, como recalcaba en su Manual del pintor de Historia el profesor de la Escuela de Bellas Artes de San Fernando Don Francisco de Mendoza: “debe meditarse mucho sobre la elección del asunto para que tenga interés, y el público ilustrado lo comprenda en el acto, y sea una página de la historia que recuerde un hecho notable bajo cualquier concepto; por bien ejecutado que esté, si el asunto no tiene interés, rebaja infinito el mérito de la obra.”[La reina doña Juana la Loca, recluida en Tordesillas con su hija, la infanta doña Catalina, 1906. Museo del Prado]