Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Exposición » Un siglo de arte vasco

El Palacio de San Nicolás de Bilbao, sede social del BBVA, acoge hasta el 18 de septiembre la muestra Analogías. Arte vasco en la Colección BBVA formada por 40 piezas de un elenco de 30 artistas vascos, o vinculados al País Vasco, que abarcan más de un siglo de historia. “Esta muestra nos remite directamente a los orígenes de BBVA, fundado hace 165 años en Bilbao” ha afirmado Desirée Granda, directora global de Inmuebles y Servicios de BBVA- “y también es un homenaje a nuestros orígenes y al arte vasco en nuestra colección, que contiene más de 500 obras realizadas por importantes creadores vascos, lo que supone un elemento diferenciador de otras colecciones privadas corporativas españolas.”

José María Ucelay, Danzas suletinas, 1956 ©Colección BBVA ©David Mech

El recorrido se inicia con la pintura regionalista de Valentín de Zubiaurre o Manuel Losada, entre otros, que intenta recuperar la identidad de un pueblo y un paisaje, a la vez que descubrimos en ellas ecos de cierta innovación pictórica. La segunda sección nos traslada a los nuevos modelos plásticos que configuran la modernidad y cómo estos desembarcan en el País Vasco de la mano de artistas locales, o activos en el entorno cultural vasco, que habían mantenido contacto directo con la renovación europea durante el cambio del siglo XIX al XX.

Eduardo Chillida, Aundi II, 1970 © Zabalaga Leku, VEGAP, Madrid, 2022 ©Colección BBVA
©David Mecha

Las obras de Francisco Iturrino, Aurelio Arteta, Ignacio Zuloaga o Darío de Regoyos son protagonistas de este capítulo. Como continuidad de lo anterior existe un grupo de artistas que recuperan los temas vascos bajo la influencia de una estética renovada. Gracias a la figura de Daniel Vázquez Díaz, la mayoría de artistas locales configuran un nuevo lenguaje basado en la interpretación personal de las vanguardias, sin abandonar del todo la figuración, tal es el caso de José María Ucelay, Gaspar Montes Iturrioz o Menchu Gal. Los siguientes apartados adentran al visitante en las corrientes tanto abstractas, como figurativas que representan la pluralidad de lenguajes modernos que se desarrollaron durante la segunda mitad del siglo XX en el País Vasco. Para terminar, a finales del siglo XX surge un grupo de artistas que reacciona contra la excesiva frialdad de la abstracción más geométrica; entre ellos destacan Marta Cárdenas, Ignacio García Ergüin, Darío Urzay o Mari Puri Herrero, que apuestan por una visión lírica del paisaje.

Bonifacio Alfonso, Triángulo azul, 1978-1979. VEGAP, Madrid, 2022. ©Colección BBVA ©David
Mech