Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Sumario » Sorolla y América: historia de un éxito

La exposición que acoge la Fundación Mapfre de Madrid hasta el 11 de enero –Sorolla y Estados Unidos– arroja una nueva mirada sobre el pintor Joaquín Sorolla (1863-1923) mostrando su gran triunfo en el escenario artístico norteamericano. Se trata de una oportunidad excepcional para contemplar una parte fundamental de la producción del artista valenciano, localizada en Estados Unidos. En 1909, cuando Sorolla ya había alcanzado todos los grandes premios y honores a los que un pintor español de su época podía aspirar, realiza, con un éxito sin precedentes, su primera exposición en Nueva York, en la Hispanic Society of America. Bajo el patrocinio de esta institución, presenta sus obras a continuación en Boston y Búfalo. Dos años después, este mismo triunfo se repite en Chicago y San Luis. Sorolla sedujo a los estadounidenses con sus escenas de playa bañadas por el sol mediterráneo, con sus jardines españoles y sus elegantes retratos. Se trató de un acontecimiento excepcional: sólo en Nueva York, su exposición recibió más de 160.000 visitantes en un mes y se vendieron 20.000 ejemplares del catálogo. Gracias a la ayuda de Archer M. Huntington, Sorolla retrató a las personalidades más influyentes de la sociedad norteamericana, desde la familia Morgan al presidente William Howard Taft o a Louis Comfort Tiffany, y vendió para los principales museos y colecciones estadounidenses obras fundamentales de su etapa de madurez, que se reúnen por primera vez en esta exposición de la que damos cuenta en nuestro número de noviembre. [Imagen: Corriendo por la playa, 1908. Museo de Bellas Artes de Asturias, Oviedo. Colección Pedro Masaveu]

Corriendo por la playa, Joaquín Sorolla
Corriendo por la playa, 1908. Museo de Bellas Artes de Asturias, Oviedo. Colección Pedro Masaveu.