• tendencias del arte

    Julian Schnabel, la pintura como génesis

    Julian Schnabel (Nueva York, 1951) lleva puestas sus gafas de cristal amarillo chillón. Viste una de sus chaquetas impermeables negras de The Blind Surf Club, la peña deportiva que fundó hace más de cincuenta años y cuyo lema es la máxima de Groucho Marx: «Nunca pertenecería a un club que admitiera como socio a alguien como yo». A sus espaldas lleva estampada una de sus Big Girl Paintings, esas pinturas seriadas de grandes dimensiones que representan siempre a la misma chica bonita y rubia con los ojos velados de un brochazo. Los lentes y la prenda protegen a Schnabel de la calima y de la lluvia que cubren la ciudad de Málaga de un barro rojizo, a la vez que son dos declaraciones de principios: hay que mirar las pinturas y no los ojos. Conversamos con él con motivo de su exposición en el CAC de Málaga, Schnabel and Spain: Anything can be a Model for Painting, visitable hasta el 12 de junio, que reúne veintitrés cuadros realizados entre 1997 y 2021. En estas obras —algunas de más de tres metros de altura— se mezclan técnicas, objetos, signos y materiales ligados a su historia individual y a la historia del arte y de la cultura españolas. En sus propias palabras: «No creo que la batalla entre la figuración y la abstracción sea siquiera un problema. Cualquier cosa puede ser un modelo para una pintura: un álamo, otra pintura, una mancha de tierra».  [Inés Martínez Ribas. Foto: Weston Wells]

  • Portada

     

  • Caixaforum

  • Barcelo La Pedrera

  • Museo Picasso Malaga

  • Chillida Leku

  • Museo Mares

  • Lanzarote

  • Museo Goya