Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Mercado » La Suite celebra Los Felices Años 20

Los años veinte fueron una década de progreso, y también de reacción. La Guerra Mundial despertó las ansias de vivir de la gente y el arte fue un reflejo de la explosión de creatividad que dominó este periodo. La subasta que La Suite celebra el 9 de junio revive el espíritu de esta época con una selección de artistas que alcanzaron su máxima expresión en “los locos años 20”. Eduardo García Benito (1881-1981) fue el artista español más representativo del Art Déco en el período de entreguerras. Este “vallisoletano universal”, como lo definió el historiador Julián Gállego, fue pensionado por el Ayuntamiento de Valladolid para estudiar en París en 1912. Amigo de artistas como Picasso, Gauguin, Modigliani, Juan Gris, Josep Clarà o Pablo Gargallo, García Benito vivió a caballo, durante más de treinta años, entre París y Nueva York. Consiguió que sus pinturas y dibujos marcaran los derroteros de la moda y dieran la vuelta al mundo, reproducidos en importantes revistas internacionales como Vogue Vanity Fair. Su acuarela Pareja elegante, nocturno, sale a pujas entre 600 y 900 euros.

Eduardo García Benito, Pareja elegante, nocturno

Sin duda hay que prestar atención especial a un cuadro de la neoimpresionista francesa Blanche Camus (1884-1968), hija del botánico Gustave Camus, que estudió en la École des Beaux-Arts de París con Robert-Fleury, Jules Lefebvre y Adolphe Déchenaud. Trabajó básicamente en el Midi francés donde hizo amistad con Paul Signac, Henri-Martin y Dunoyer de Segonzac. Expuso con regularidad en París, en el Salon des Artistes Français entre 1911 y 1939, siendo Medalla de Oro en 1920. Su obra colgó también en las prestigiosas galerías Bernheim-Jeune y Georges Petit. Su delicioso óleo Fillette à la poupée acepta pujas entre 5.000 y 10.000 euros.

Blanche Camus, Fillette à la poupée

“De todos los logicofobistas es la figura más inédita y enigmática”, ha resaltado el crítico Josep Maria García sobre Andrés Gamboa-Rothvoss (1910-1970) que estudió en París con André Lhote y es recordado por participar en la Exposició Logicofobista de Barcelona. En la capital francesa se relacionó con intelectuales como el filósofo Walter Benjamin, en cuya agenda personal aparecía su nombre, siendo el único español reseñado. Su estancia en el país vecino duró al menos hasta 1934 por lo que Mujer azul, una acuarela fechada en 1928, pudo ser ejecutarse durante esa etapa pues en ella se aprecia la influencia del París de los años 20 y sus vanguardias así como la del Picasso del periodo azul. Su estimación se ha fijado entre 400 y 700 euros.

Andrés Gamboa-Rothvoss, Mujer azul

Compañero de colegio de Lorca en Granada, Ismael González de la Serna (1900-1968) se mudó en 1921 a París instalándose en Montparnasse. Paul Guillaume le organizó en 1927 su primera exposición en la capital francesa —compuesta por cincuenta lienzos— y Tériade le dedicó ese mismo año un importante artículo en Cahiers d’Art. Su nombre sonó en París como el de uno de los artistas más interesantes y de mayor proyección, lo que motivó la adquisición de una obra suya por parte del Museo de Arte Moderno de París. Esta subasta brinda la oportunidad de hacerse con un bodegón suyo tasado entre 6.000 y 8.000 euros. 

Ismael González de la Serna, Bodegón

Uno de los lotes más excitantes del catálogo es el libro de oro de Madame Jalbert, propietaria de la célebre brasserie parisina Le Sélect de Montparnasse, frecuentada desde su apertura en 1923 por el mundillo intelectual y artístico. Su cuaderno contiene 11 obras sobre papel realizadas por afamados autores como Man Ray y Ossip Zadkine, entre los internacionales, o Rafael Zabaleta, Pedro Flores y Honorio García Condoy, entre los españoles. La aportación de Óscar Domínguez (1906-1957) es Caballero, una acuarela realizada en 1950. En el Diccionario de las vanguardias en España, Juan Manuel Bonet definió al canario como «el tercer gran nombre», junto a Miró y Dalí, «que España dio a la pintura surrealista». El precio de salida de este libro se ha fijado entre 5.000 y 9.000 euros.

Oscar Domínguez, Caballero, del Libro de oro de Madame Jalbert

“Josep Maria Subirachs (1927-2014) marcó con personalidad y fuerza varias décadas de la escultura catalana”, ha señalado el crítico José Corredor Matheos sobre este escultor, admirador de Gaudí, que dedicó veinte años de su carrera a la fachadade la Pasiónde la Sagrada Familia.Fue también el primer artista en ubicar esculturas abstractas en espacios públicos de Barcelona en los años 50. La influencia de las vanguardias internacionales, que descubrió con 24 en su primer viaje a París gracias a una beca del Instituto Francés de Barcelona, lo llevó a emprender un camino estético que derivó hacia un expresionismo personal y lo convirtió en un referente de la escultura catalana de posguerra. Aquí se pone a la venta una pieza única, una terracota valorada entre 2.500 y 3.500 euros.

Josep Maria Subirachs, Sin título