• tendencias del arte

    La vida de novela de Ella

    Coleccionista y mecenas, empresaria de incuestionable éxito, los ojos de Ella Fontanals-Cisneros (La Habana, 1944) han mirado mucho y visto más. Y no solamente arte. Su colección latinoamericana, formada por más de 3.000 obras, es una de las más importantes del mundo. Su vida da para una novela, que presentó en ARCO, y su autobiografía está al caer. Madrid, aunque haga oídos sordos a sus propuestas museísticas, es uno de sus puertos de amarre. Tras emigrar de su Cuba natal se instaló en Venezuela, aunque vive entre dos mundos. O tres.

    Traigo una frase suya que creo resume muy bien lo que han sido sus conversaciones con los diferentes gobiernos para que parte de su colección de arte se pudiera quedar en Madrid, cosa que parece que no va a suceder: “He llegado a la conclusión de que no se aprecia lo que no se paga”. Una afirmación llena de verdad y dura. ¿Qué pierde el arte español sin su colección? Después de lo que pasó con la propuesta del edificio de Tabacalera para exponer parte de mi colección, decidí analizar lo que había sucedido. Yo he ofrecido regalar, y lo que sucede es que aquí en España, lo mismo pasa en otros países, no se contempla un modelo similar. Quizá si hubiese decidido hacerlo de otra manera sí se podría haber cerrado un acuerdo. Por mi parte, he estado bien abierta a negociar con el Ayuntamiento, sea del signo que sea, pero hay cosas que no están en mis manos, sino en las de quienes han de trabajar en pos de ello. He decidido no volver a hacer esfuerzos en vano. La política es demasiado efímera, los políticos no permanecen en sus cargos eternamente y no he visto por su parte un interés de verdad en que mis obras tuvieran una sede en Madrid para exponerse.

    ¿No les interesa la Cultura a los gobernantes? Lo vemos a diario. Cada vez que hay que hacer un ajuste o un recorte, ¿de dónde se quita? De la cultura. Y no olvidemos que la cultura es la extensión de la libertad de un país, aunque ellos, los políticos, piensen que es un bien que no es necesario. Es una gran equivocación. A los políticos, lo que les importa son los votos y el qué dirán, su imagen, y no cerrar acuerdos culturales. Y hay cosas que, por mucho que nos empeñemos, no se pueden cambiar. Repito que no he percibido un cambio por su parte para volver a intentarlo. Y así, con esa actitud, la puerta se ha cerrado, aunque yo siempre estoy aquí.

    Ella soy yo (Funambulista) es el título de la biografía ficcionada que ha escrito. Un título que invita al equívoco. ¿Ella es usted? Solo en parte. He contado la historia de cualquier mujer latina que creció en mis tiempos, con las vicisitudes de aquellos años, los problemas, el machismo imperante y dominante. La experiencia no es la misma, pero creo que hay muchas mujeres que han vivido algo similar.

    Parecido, pero similar, con la proyección que usted tiene, estoy segura de que no Sí que las ha habido y las hay. Somos mujeres fuertes y luchadoras que trabajamos muy duro para conseguir abrirnos camino en un tiempo en que nuestra voz apenas se escuchaba si no de fondo, estábamos relegadas. La diferencia con esos miles de mujeres es que yo he tenido visibilidad, y por eso quiero representar a quienes no la han tenido, ese aspecto de ser conocida a nivel internacional, pero la lucha es común… [Gema Pajares. Foto: Mauricio Donelli]

  • Portada

     

  • Caixaforum

  • Barcelo La Pedrera

  • Museo Picasso Malaga

  • Chillida Leku

  • Museo Mares

  • Lanzarote

  • Museo Goya