Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Exposición » Manolo Valdés actualiza sus iconos

El profundo conocimiento que Manolo Valdés (1942) tiene de la historia del arte impregna su producción más reciente que se dará a conocer el próximo 15 de septiembre en la parisina Opera Gallery. En esta sala, que dirige Gilles Dyan y tiene su sede en el 62 de la rue du Faubourg Saint-Honoré, se desplegarán una treintena de piezas, entre pinturas y esculturas, con precios a partir de 200.000 euros, en las que podemos ver el fruto de los últimos meses de trabajo de quien fuera fundador de Equipo Crónica. La exposición nos transporta al mundo del artista valenciano, y sus icónicas figuras, como las cabezas con tocados adornados con mariposas y las famosas mujeres con sombrero. La figura de Clío de Botticelli, cuya cara ovalada emerge entre una geometría de flores y rayos, ha influido sin duda en el artista; Valdés actualiza esta antigua musa – una fuente inagotable de inspiración – haciéndola dialogar con distintos períodos de la historia del arte.

Manolo Valdés en su estudio de Nueva York © Manolo Valdés, cortesía del artista

Las caras de una pureza extrema, las líneas básicas y el predominio del color sobre la forma, reflejan el don del artista para moverse entre la figuración y la abstracción. Las referencias al constructivismo y a Kasimir Malévich son evidentes en piezas recientes como Constructivismo como Pretexto II (2021) que consiste en una cabeza coronada por dos cuadrados a cada lado. El artista español, afincado desde hace décadas en Nueva York, también utiliza los colores característicos del constructivismo, blanco, rojo y negro, este último reservado para la figura emblemática del cuadrado, donde el blanco simboliza el espacio. En esta nueva serie Valdés ha incorporado nuevas referencias, más modernas y abstractas a sus inspiraciones clásicas, entre las que destacan Velázquez, con su famosa Menina, y Matisse con sus collages. 

Manolo Valdés, Clío plateada. Cortesía Opera Gallery