• tendencias del arte

    Xian, un formidable ejército de ultratumba

    El ejército de terracota de Xi’an es uno de los descubrimientos arqueológicos más extraordinarios de todos los tiempos. Creados hace más de 2.000 años por orden del primer emperador de China, los guerreros de Xi’an son reconocidos como la octava Maravilla del Mundo. Su historia se relata en una exposición impulsada por la Diputación de Alicante a través del MARQ que reúne 120 objetos originales procedentes de 9 museos e instituciones chinas. Abierta hasta el próximo 28 de enero y comisariada por el prestigioso arqueólogo español Marcos Martinón-Torres, catedrático de la Universidad de Cambridge, y Hou Ningbin, director del Museo de Historia de Shannxi, esta muestra nos asoma a un imperio de ultratumba que no fue concebido para ser visto con los ojos de este mundo. El espectador se verá envuelto en batallas, vivirá el lujo y cosmopolitismo de una corte imperial, y caminará por un mundo de muertos. Se enfrentará cara a cara con los guerreros eternos, y también con la prosaica realidad de quienes los construyeron. Por primera vez, entrará en los laboratorios donde los científicos buscan respuestas empleando las técnicas más avanzadas, al tiempo que plantean nuevas incógnitas. La exposición explica que quinientos años antes del nacimiento de Qin Shi Huang, China no existía. En su lugar había un mosaico de más de cien estados y señoríos feudales, gobernados por familias que competían por prestigio, poder y tierras. Eran tiempos de fragmentación y tensiones, pero también de diversidad cultural, opulencia y desarrollos artísticos y técnicos que se lucían en grandes banquetes rituales. Para crear un estado unificado y multiétnico fue necesario emplear tanto diplomacia y estrategia como fuerza y disciplina. En el 221 a. C., el joven rey Qin completa una hazaña inédita, derrotando a los reinos enemigos y proclamándose Gran Primer Augusto Emperador de China. Su victoriosa dinastía, Qin (pronunciada Chin) permanecerá para siempre grabada en el nombre de China. Así se inaugura una época imperial que, a través de las dinastías Qin y Han, traería prosperidad al estado más avanzado de su tiempo… [Arquero arrodillado. Dinastía Qin (221-206 a. C.). Museo del Mausoleo del Emperador Qin Shi Huang]

  • Portada

     

  • Pixar

  • Nantes

  • Museo Thyssen

  • Azkuna

  • Maria Blanchard

  • Barcelo La Pedrera

  • Museo Picasso Malaga